Jaque mate

Lo más triste de las despedidas es que da igual cuánto queramos retrasarlas, es el final no escrito de la vida. Y más vale aceptarlo, más vale hacerse a la idea desde el principio de la novela. Lo más triste de las despedidas es cuando decides llevar tú la iniciativa, cuando te das cuenta de que la nostalgia sólo pesa mientras la cargues sobre tu espalda.
Porque lo efímero es vivir de ilusiones, la ilusión de que esa cosa se va a volver a producir. Que no hay nada que te deje con ganas para siempre, y que solo te quede el recuerdo.

Fin. Mayo de 2012.

Only You Know

/ 7 de enero de 2012 /

Y cuando los días nos pesen y nos ahoguemos en las tarrinas de yogur de Danone, sabremos si es cierto eso de que algunas verdades, al igual que las amistades, sólo podemos descubrirlas en los momentos más jodidos de nuestra existencia. Ah. Y ya sabías, o deberías saber también, que las heridas si es con Betadine cicatrizan mejor. Así que no seas tonto y no sufras si sabes que puedes evitarlo.
Tengo una noche terriblemente terapéutica. Hoy no lloraré. ¿Alguna vez dije que estoy cargada de cinismo? Dios santo... no apliquéis esta cuestión al contexto. Hoy, no me pesa decirlo, pero soy feliz. Y mañana a ser posible también.

1 coliflores:

{ Snow } on: 7 de enero de 2012, 19:27 dijo...

Te he dejado un comentario en el otro blog. Feliz año Irene :3

 
Copyright © 2010 melt, All rights reserved