Jaque mate

Lo más triste de las despedidas es que da igual cuánto queramos retrasarlas, es el final no escrito de la vida. Y más vale aceptarlo, más vale hacerse a la idea desde el principio de la novela. Lo más triste de las despedidas es cuando decides llevar tú la iniciativa, cuando te das cuenta de que la nostalgia sólo pesa mientras la cargues sobre tu espalda.
Porque lo efímero es vivir de ilusiones, la ilusión de que esa cosa se va a volver a producir. Que no hay nada que te deje con ganas para siempre, y que solo te quede el recuerdo.

Fin. Mayo de 2012.

Hiding Tonight

/ 27 de noviembre de 2011 /


I'll be the polkadots tie, I'll know the way back, if you know the way.
But if you are, I'm quite all right, hiding today.

Cuando llegan los viernes, me doy cuenta de lo mucho que los echo de menos el resto de los días, semanas y meses. Y no puedo evitar sonreír recordando esas chorradas. Las cartas, I'm down, vasos que caen y mangas que se mojan, diseñadores de interiores, pantallas táctiles, momentos heavys, Wish You Were Here, trenzas...
Ayer me volví a pasar hablando, y hablando, y hablando. Entre que me ablandan el corazón los fines de semana, y cuando se trata de alcohol los secretos dejan de ser secretos... Ya comprobaremos mañana.
No debería estar pensando en esto, pero no puedo evitarlo. 

1 coliflores:

{ PATRICIA } on: 27 de noviembre de 2011, 21:29 dijo...

Justamente me esta pasando algo parecido a lo que describes.

 
Copyright © 2010 melt, All rights reserved