Jaque mate

Lo más triste de las despedidas es que da igual cuánto queramos retrasarlas, es el final no escrito de la vida. Y más vale aceptarlo, más vale hacerse a la idea desde el principio de la novela. Lo más triste de las despedidas es cuando decides llevar tú la iniciativa, cuando te das cuenta de que la nostalgia sólo pesa mientras la cargues sobre tu espalda.
Porque lo efímero es vivir de ilusiones, la ilusión de que esa cosa se va a volver a producir. Que no hay nada que te deje con ganas para siempre, y que solo te quede el recuerdo.

Fin. Mayo de 2012.

NY Stars

/ 7 de junio de 2011 /

No no no no no, oh, esto es fatídicamente terrible, qué desesperación. Mis chicos se van a Oxford tres semanitas, y yo en Agosto también me voy fuera, así que nada, no voy a poder verlos hasta por lo menos la primera semana de Septiembre o, en cualquier caso, la última de Agosto... Más de mes y medio sin divisar sus cabelleras. Socorro, esto es el fin.



Esto es lo que espero que suceda en este viaje. Estamos empezando a hacer cada cual lo suyo, y vamos a seguir haciéndolo de la forma más abierta posible, y ninguno de nosotros va a oponerse a lo que los otros hagan. Neil Cassady (el beatnick de En el camino de Kerouac) está al volante, delirando con esta nueva familia en la que no había normas, no se conocía el miedo y dormir era impensable. El viaje se transforma en una alegoría de la vida. O estabas en el bus, o estabas fuera del bus. De vuelta a California, y sin ánimo de detenerse, conciben las Pruebas del Ácido. Había que subir a todo el mundo al bus.

Ken Kesey, Merry Pranksters.


Lou Reed - NY Stars





Adoro la canción, la verdad, llevaba mucho tiempo buscándola porque la habían eliminado de Youtube, con todos estos rollos de Copyright y las discográficas... pero aquí está de nuevo. La escuché hace mucho tiempo, seis meses lo menos, y la verdad, me encantó, tiene algo diferente al resto de cancions de Lou que me enamora. es atípica y no demasiado conocida, lo cual acaba de redondearlo todo por completo.
Hoy ha llovido durante una hora entera en la ciudad, ha caído un buen chaparrón, ciertamente. No se veían las casas a causa del espesor de la lluvia y la fina neblina de humedad que cubría el ambiente. Aún así, adoro ver las chispitas de agua sobre la ventana cuando todo se calma, y las nubes descargadas y tranquilas, dispuestas a rellenarse de nuevo y viajar a tropecientos mil nuevos sitios.
Los voy a echar de menos.

0 coliflores:

 
Copyright © 2010 melt, All rights reserved