Jaque mate

Lo más triste de las despedidas es que da igual cuánto queramos retrasarlas, es el final no escrito de la vida. Y más vale aceptarlo, más vale hacerse a la idea desde el principio de la novela. Lo más triste de las despedidas es cuando decides llevar tú la iniciativa, cuando te das cuenta de que la nostalgia sólo pesa mientras la cargues sobre tu espalda.
Porque lo efímero es vivir de ilusiones, la ilusión de que esa cosa se va a volver a producir. Que no hay nada que te deje con ganas para siempre, y que solo te quede el recuerdo.

Fin. Mayo de 2012.

Since I've been loving you

/ 14 de mayo de 2011 /


Llámalo sublime. Tan sólo eso.



Capítulo primero:
Él adoraba Nueva York. La idolatraba de un modo desproporcionado. (No, no, mejor así): Él la sentimentalizaba desmesuradamente. (Eso es). Para él, sin importar la época del año aquella seguía siendo una ciudad en blanco y negro que latía a los acordes de las melodías de George Gerschwin. (Eh, no, volvamos a empezar)

Capítulo primero:
Él sentía demasiado románticamente Manhattan. Vibraba con la agitación de las multitudes y del tráfico. Para él, Nueva York era bellas mujeres y hombres que estaban de vuelta de todo. (No, tópico, demasiado tópico y superficial, hazlo más profundo. Ejem, a ver.)

Capítulo primero:
Él adoraba Nueva York. Para él, era una metáfora de la decadencia de la cultura contemporánea, la misma falta de integridad que empuja a buscar las salidas fáciles convertía a la ciudad de sus sueños en... (Uhmm... no, no, no, suena a sermón, quiero decir que..., en fin, tengo que reconocerlo; quiero vender libros).

Capítulo primero:
Adoraba Nueva York, aunque para él era una metáfora de la decadencia de la cultura contemporánea. Qué difícil era sobrevivir en una sociedad insensibilizada por la droga, la música estrepitosa, la televisión, la delincuencia, la basura. (Uhmm.. No, demasiado amargo, no quiero serlo)

Capítulo primero:
Él era tan duro y romántico como la ciudad a la que amaba.Tras sus gafas de montura negra, se agazapaba el vibrante poder sexual de un jaguar. (Je, esto me encanta). Nueva York era su ciudad, y siempre lo sería.

0 coliflores:

 
Copyright © 2010 melt, All rights reserved